¿Qué diferencia hay entre las termitas y la carcoma?

Las diferencias entre las termitas y las carcomas muchas veces son difíciles de reconocer y muchas veces es confundido un ataque de carcomas por un ataque de termitas o viceversa. Eso puede llevar a una confusión total de los individuos y los daños ocasionados sin llegar a una solución certera. Es muy importante que no te equivoques en el estudio y el diagnóstico de estas.

A continuación te presentamos ciertos puntos que te ayudarán a reconocer las diferencias entre las termitas y las carcomas:

  • Usualmente las termitas no emiten sonido alguno cuando se utiliza la tecnología para analizarlas y estudiarlas detenidamente pero en cambio las carcomas que son de un tamaño más  grande (capicornio, hylotrupes bajulus) pueden emitir sonidos que se escuchan fácilmente.
  • También se puede ver las diferencias entre las termitas y las carcomas al ser testigos de los síntomas de la madera y sus derivados como las carcomas acostumbran a delatarse en cuanto a sus daños ocasionados porque tienen orificios de salida para los adultos. Estos agujeros les sirve también para expulsar sus excrementos al exterior y esto es realizado por las nuevas generaciones de carcomas.
  • Las termitas subterráneas se caracterizan por no hacer agujeros de salida, en caso de las termitas de madera seca o aérea hace agujeros por donde expulsan sus excrementos que tienen la forma de bolitas muy  pequeñas y tienen una característica particular, estos se asemejan a un minúsculo granito de arena, pero en cambio las carcomas acostumbran a dejar sus heces en forma de un serrín muy fino y estas se caracterizan por hacer agujeros de salida todo el tiempo.
  • Otra de las diferencias entre las termitas y las carcomas es que los grupos de las termitas subterráneas tienen forma de peinado y con pequeños residuos de algo parecido a un barro seco. Los grupos de las termitas de la madera seca o aérea son impecables y están repletas de sus bolitas fecales. En cambio las carcomas rellenan sus lugares de serrín, la que tiene textura pequeña pero que a la vez puede cambiar y tener la forma de una arena finísima o parecida a las partículas de la sémola pero más pequeñas. Pero las heces de la carcoma grande tiene apariencia muy fina y tiene forma de alubias.
  • A pesar de que las termitas tienen apariencia de ser gusanos por ser de color blanco, ellas tienen patas, seis para ser específicos, no como las larvas de las carcomas que solamente habitan dentro de la madera y estas si tienen la forma de gusanos.
  • Otra de las tantas diferencias entre las termitas y las carcomas es que las carcomas de tamaño pequeño cuando hacen la salida de la madera su forma es la de un escarabajo pequeño y la carcoma grande tiene la forma de un escarabajo grande y alargado con antenas muy grandes. Y en caso de las termitas aladas, cuando hacen su salida al exterior acostumbran a hacerlo mediante una enjambrazón, y es así como todas salen de una y se parecen enormemente a una hormiga alada.
Autor: David Mora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*