INVERNAR NUESTRA PISCINA

La temporada de baño de las piscinas exteriores se limite a unos cuantos meses, especialmente durante el final de la primavera, verano y principios de otoño, a no ser que se disponga de un sistema de climatización, en cuyo caso, la temporada de baño puede alargarse a prácticamente todo el año.  Durante el periodo de uso de la piscina, el cuidado de esta es, normalmente, ampliamente conocido por los propietarios. Más dudas aparecen sobre cuál es la forma de mantenimiento adecuada para estas durante el invierno.

Una de las técnicas más ampliamente practicada para combatir los efectos del invierno en las piscinas es dejar perderse el agua y el posterior vaciado para limpiarla al inicio de la temporada de baño. Todo y que es aconsejable vaciar la piscina cada 5 años aproximadamente, el hecho de llevar a cabo esta práctica supone un gasto muy elevado para el propietario además de un derroche de agua, un bien escaso y muy preciado en la actualidad. Todo y que su piscina esté llena de agua y que disponga de un cobertor para intentar minimizar el deterioro de esta, la mejor manera de proteger su piscina contra las inclemencias del invierno es una técnica conocida como Invernaje.

Después de la temporada de baño, no se debe bajar la guardia en el cuidado de la piscina.

Este  es el momento mas adecuado para analizar los problemas que pueden haber surgido al inicio y durante toda la temporada.

Este análisis permite conocer mejor el estado actual del sistema de filtración, bombas, filtros, sistema eléctrico, válvulas, sistema de dosificación automática, revestimiento del vaso y el agua de la piscina.

Es aconsejable aprovechar el invierno para reparar o sustituir cualquier elemento del sistema de tratamiento del agua, y no abandonar la piscina hasta la próxima temporada. Esta previsión facilitará la puesta en marcha al año siguiente.

El objetivo de invernar el agua de la piscina, no sólo es que tenga un buen aspecto visual durante el invierno, sino que facilite la limpieza del vaso, en lo que a tiempo y coste se refiere y sobre todo, respetando el medio ambiente durante el vaciado de la piscina.

La aplicación del producto químico de invernaje debe ser fácil, cómodo, seguro. Este no tiene que contener metales pesados, elementos acumulativos y altamente tóxicos para todos los seres vivos.

Mantenimiento de piscinas en invierno

INSTRUCCIONES:

Las siguientes instrucciones generales explican cómo invernar correctamente la piscina, tanto piscinas elevadas como enterradas (tradicionales) De todas formas, habrá que tener en cuenta que todas las piscinas son, de alguna forma, distintas y que su piscina podrá necesitar algun cuidado específico no mencionado aquí. Si tiene alguna pregunta por favor pregunte al constructor de su piscina para más informaciones.

Puntos a tener en cuenta para el Invernaje:

¡No vaciar nunca la piscina en invierno! El agua de la piscina contrarresta la presión ejercida en la pared por la suciedad que se acumula en una gran parte del agua durante la primavera y el invierno. También así las paredes de la piscina estan protegidas de las frías y heladas temperaturas y de la posible caída de objetos debido a los fuertes vientos.

  • Cepillar las algas de las paredes y el fondo con algun medio mecánico (limpiafondos…) Aspirar hojas, pinaza o cualquier cosa similar de la piscina.
  • Ajustar el pH a 6,5 a 7.0
  • Desinfectar el filtro de arena (hay varios productos en el mercado).
  • Con la bomba en funcionamiento, realice una cloración de choque.
  • Siga las instrucciones de la etiqueta del cloro. ¡Este es uno de los pasos más importantes para el correcto invernaje! Si la cloración de choque no ha sido suficiente, las impurezas orgánicas también van a invernar! Por tanto, si la concentración de cloro libre es menor que 1.5 mg/l después de 24 h, repetir la cloración de choque!
  • Al dia siguiente aplicar la cantidad apropiada del producto de Invernaje y distribuir por toda la piscina usando un recipiente adecuado como una regadera. Siga las instrucciones sobre la dosis especificadas en la etiqueta .
  • Añada la dosis de invernador, que se repetira en Enero o Febrero, un total de 2 aplicaciones. Facilitará así la limpieza de la piscina en primavera, minimizando el consumo de productos de limpieza, evitando las incrustaciones de cal y frenando el desarrollo de algas. No precisará utilizar productos muy agresivos para la limpieza,  a la vez que evita el deterioro prematuro de las juntas entre baldosas.
  • Ponga la bomba en marcha durante 6 horas, en posición de recirculación, para que el invernador se reparta bien por toda la piscina.

   Si se disponemos de cobertor, nos evitara tener que limpiar la piscina al inicio de la temporada

¡¡¡¡¡ CONSEJOS!!!!!

En zonas de temperaturas bajas con riesgo de heladas:

  • Baje el nivel de agua por debajo de la boca de los skimmers, vacíe el filtro y las tuberías.
  • Coloque flotadores en el agua para evitar que la presión del hielo dañe el vaso de la piscina.

En zonas o fases de temperaturas altas:

  • Si la temperatura del agua es superior a 18° C , controle y ajuste de nuevo el valor pH, ya que ha podido subir por el aumento de la temperatura del agua. Añada pequeñas dosis de cloro hasta que la temperatura se haya situado por debajo de 18° C.
  • Para mantener el agua en las mejores condiciones es necesario que usted saque de forma mecánica toda la suciedad que del entorno pueda caer al agua, como por ejemplo hojas, tierra, etc… deje la filtración durante varias horas al día en marcha y mantenga una dosis mínima (0,5 mg/l) de cloro en el agua.
  • Es aconsejable que repita el tratamiento de invernaje en la mitad de la temporada de invierno p. ej. en Enero.
  • ¡¡ No olvide !! Antes de iniciar la temporada, limpie y desinfecte la arena del filtro. Esta operación le evitará tener un elevado consumo de productos químicos en la puesta a punto de la piscina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*